Ese lugar de la casa, ubicado al fondo del patio y que muchas veces, además de espacio de
reunión familiar, hasta servía para guardar de todo, hoy se reinventa. ¿De qué manera? A
través de extensas galerías que rodean todo el perímetro interno de la casa.
Pero, ¿a qué se debe este cambio? Actualmente, la arquitectura moderna marca una fuerte
tendencia que busca integrar los espacios de encuentro al resto de la vivienda como así
también generar una continuidad de los ambientes interiores hacia los exteriores.
De esta manera, las parrillas se reubican en lugares más cercanos a las cocinas,
permitiendo mayor comodidad y funcionalidad. Son cada vez más, los clientes que acuden a
nuestro estudio con la necesidad de proyectar una extensión de la galería con pérgolas
armadas con columnas tradicionales y techos en variedad de estilos: caño, tejas o
machimbre… ¡las posibilidades son infinitas!


Totalmente opuesto a lo que son los quinchos, ambientes alejados de las casas y poco
prácticos, las galerías ganan en confort. Además, si la superficie es más reducida al quincho
tradicional, este espacio se adapta a la cochera cubierta como una extensión o continuación
a la galería para ampliar la superficie a utilizar.
¿Cómo se proyecta este espacio de galería? ¿Qué es lo recomendable a tener en cuenta?
En primer lugar, la orientación es clave, ya que el viento es un factor determinante. Por lo
tanto, es fundamental tener en cuenta la ubicación de la parrilla. Lo ideal es colocarla en
contra al sur y sudeste.


En relación a los materiales, las dos tendencias en decoración más elegidas, son la rústica
y la industrial, debido a su gran versatilidad.Si nos enfocamos en los materiales rústicos, podemos señalar los revestimientos en
madera y piedra. Esta última es altamente recomendable al paso del tiempo y los cambios
de temperatura. Otra opción duradera y estética también son los ladrillos a la vista.
En cambio, una estética más industrial tiene como aliados al hormigón y al microcemento.
Súper resistentes y visualmente estéticos, de líneas simples y rectas.
Finalmente, para que la galería se convierta en un espacio 100% práctico y confortable hay
que tener en cuenta que cuando proyectamos este espacio es importante destinar alrededor
de 3 metros de largo para que la parrilla quede cómoda y práctica. Por otro lado, el espacio
donde vamos a colocar la mesa tiene que ser amplio con la posibilidad de extenderla en

caso de sumar invitados. ¿Fundamental? Pensar en una bacha cercana a la parrilla como
también muebles y espacios de guardado.
Sin lugar a dudas, los tiempos cambiaron abriendo paso a ambientes funcionales, prácticos
y sobre todo, usables y acordes a los tiempos actuales.