Arquitectura comercial, institucional, edificios, viviendas… cada diseño tiene sus
particularidades. No es lo mismo diseñar una casa que una concesionaria de autos o un
stand para una feria comercial. Pero entonces, ¿qué es necesario tener en cuenta para
cada uno de ellos? Hoy, vamos a hablar detenidamente en los stands. Nuestro estudio ha
realizado diversos proyectos de este tipo para marcas reconocidas durante muchos años, y
si bien cada uno tiene sus particularidades, incluso el tipo de localizaciones o ferias que
suelen ser distintas, hay algunos puntos en común cuando comenzamos a diseñar.
Público objetivo
Identificar al público objetivo, teniéndolo en cuenta durante todo el proceso de diseño es
clave. Si sabemos con quién estamos hablando, podemos enfocar el concepto basado en
sus deseos y necesidades formando de esta manera una base que será el eje para
comunicar de la mejor manera un mensaje y presentar un producto o servicio.
Factor sorpresa
Esto es fundamental cuando hablamos de stands en ferias masivas, donde el gran número
de expositores y las restricciones de espacio pueden limitar el impacto visual.
El producto o servicio que se presenta debe generar una fuerte impresión para atraer el
tráfico de exhibición y generar un atractivo visual que impacte al público que nos interesa.
Objetivo
Es fundamental conocer los valores de la empresa para poder transmitirlos en la
comunicación a la hora de vender un producto o servicio. Para eso, es vital hacer un estudio
previo de la marca y acordar el objetivo perseguido para transmitir el mensaje-producto con
claridad y al público correcto.
Espacio-Ubicación
Tanto en las ferias como en los malls comerciales, el tamaño del espacio suele ser
restringido, por lo tanto, hacer un trabajo de campo y confirmar las dimensiones con los
organizadores o entes encargados es fundamental para no tener sorpresas y optimizar al
máximo la superficie ya que cada metro cuenta.
Si tenemos oportunidad de recorrer el espacio general, esto nos permitirá verificar cuales
son las mejores visuales del público, si existen obstrucciones físicas, como escalones o
columnas, que condicionen el flujo de la circulación, tipo de iluminación general, y todo
aquello que puede afectar a nuestro diseño.
Ahora bien, si tenemos la oportunidad de elegir la ubicación, es importante saber que en
una feria la circulación de la gente, estadísticamente se da mayoritariamente hacia la
derecha. Sabiendo esto tengámoslo en cuenta al momento de pautar un espacio para
nuestro cliente.

Alturas-Perímetros
Así como debemos conocer las medidas del espacio a intervenir, la altura permitida de uso
también puede ser un gran condicionante. Para evitar inconvenientes y aprovechar al
máximo el espacio, es necesario saber cual es la altura de soporte.
Por lo general los lugares más grandes tienen una altura extremadamente alta, incluso
permitiendo suspender estructuras por encima de nuestro espacio.
Los perímetros pueden ser todo un inconveniente. Generalmente, si estamos en un stand
de feria lo más probable es que tengamos paneleria en común. Las reglamentaciones nos
dirán qué podemos hacer, hasta qué altura, o si debemos separarnos de nuestro vecino.
Conocer con anterioridad las reglamentaciones nos evitarán dolores de cabeza.
Comunicación
Cuando se trata de incorporar textos en un stand de exposición, hay que tratar de que sean
los más concisos posible. Evitar oraciones largas y utilizar palabras que transmitan el mismo
mensaje puede resultar asertivo.
Si el cliente tiene un lema, utilizarlo puede ser una buena idea, ya que será una excelente
forma de recordar la marca. Incluso puede usarse en otros objetos, como por ejemplo en el
merchandasing de regalo o en el packaging del producto.
Debemos utilizar una fuente de letra que sea clara y lo suficientemente grande para que se
pueda leer desde la distancia. La ubicación del texto también es muy importante. Colocarlo
en la mitad superior del soporte de exhibición evitará que sea bloqueado por personas en su
área de visualización.
Aquí también aplica el lema -una imagen vale más que mil palabras-
Incorporar imágenes tipo gigantografias es otro recurso útil a la hora de captar la atención
de nuestro público, siendo siempre cuidadosos al momento de elegir las imágenes, su
resolución y la altura a la que estarán expuestas.
Iluminación
La iluminación juega un papel muy importante en el diseño de stands de exhibición, y es un
aspecto que a menudo no se tiene en cuenta.
Podemos elegirla para generar diferentes resultados: resaltar un ingreso, iluminar planos
con gráficas, objetos destacados, iluminación general o dimerizada para espacios más
íntimos.
También, podemos utilizar iluminación empotrada en cielorraso para iluminaciones
generales, oculta detrás de bordes para bañar de luz planos o a nivel de piso para
despegarlos del mismo, como así también orientables para focalizar espacios u objetos.
Normalmente las luces que están contempladas en la provisión de la feria son escasas, y en
los malls comerciales se encuentran muy altas. No hay que confiar en que sean suficientes.
Recorrer el lugar de noche y de día puede darnos las bases para diseñar un buen proyecto
lumínico y mejorar el aspecto estético.
Materiales
Hay que tener muy en cuenta el tipo de función que debe cumplir un stand a la hora de
elegir sus materiales, ya que no es lo mismo construir en un tiempo acotado como el de una

feria, donde los horarios y tiempos de montaje son exigentes, a un stand para un mall, que
permanecerá un tiempo más largo dependiendo del tipo de contrato.
Su localización y función nos guiarán para saber si tenemos la oportunidad de experimentar
con materiales que requieran más tiempo de ejecución o mantenimiento según la
permanencia en el lugar para el cual fue requerido. Hay materiales tradicionales como el
MDF, placas de OSB, estructuras metálicas, lonas, PVC termocontraible, telas, paneles de
aluminio, vidrio u otras opciones muy versátiles. El límite es nuestra imaginación y el
presupuesto del cliente.
Experimentar el producto
Generar una experiencia para el cliente es asegurarnos que la marca o el producto se
recordará. La tecnología juega un papel muy importante, así que, ¿por qué no incluirla en el
stand?
Las demostraciones de productos son una gran parte de las ferias comerciales, debido a
que permiten exponer el producto frente a su mercado objetivo.
Si se pretende vender un producto voluminoso, el cual es imposible de mostrar en vivo,
¿por qué no crear una demostración usando realidad virtual (VR)?
Las pantallas táctiles y las paredes interactivas brindan a los visitantes una experiencia
fresca y nueva. Las personas dejan de ser meros espectadores para formar parte de la
experiencia. Definitivamente una tendencia que llegó para quedarse.