Si bien, todavía no se tienen muy en claro los números vinculados a las pérdidas
económicas a nivel mundial, producidas por la pandemia del Covid-19, lo cierto es que esa
cifra será grande y nuestro modo de consumo, de vincularnos con el entorno y de vivir en sí
mismo, no será el mismo.


Para poder enfrentarnos a ese futuro tan incierto, y no tan lejano, numerosos son los
concursos que buscan generar ideas y soluciones rápidas, y posibles desde la arquitectura,
para llegar a ese momento lo más preparados posible como sociedad.
Un ejemplo de ello es la clásica competencia de rascacielos que desde 2006 realiza la
revista eVolo. En esta ocasión, se presentaron 473 proyectos de los cuales el jurado
selección 3 ganadores y 22 menciones honoríficas. El objetivo de este concurso es
reconocer ideas que desafíen la forma en que entendemos la arquitectura vertical y su
relación con los contextos circundantes. Y justamente en eso hace hincapié el proyecto que
obtuvo el primer lugar. El equipo, directo desde China, diseñó un rascacielos de atención
médica de despliegue rápido en respuesta a la actual pandemia del coronavirus. Partiendo
de la base de que ningún gobierno del mundo está preparado para responder ante un crisis
sanitaria semejante, proyectaron el “Babel” bajo dos premisas: construcción simple y
respuesta rápida. Además, está desarrollado con un patrón muy simple para que cualquier
equipo de construcción pueda tenerlo listo en 5 días.


Si hablamos de los proyectos que recibieron mención de honor, uno de los más destacados
fue desarrollado en Francia y también trabajó teniendo en cuenta el contexto actual de
emergencia sanitaria. Realizaron un rascacielos que prevé una estación de suministro
urgente diseñada para superar un brote repentino del virus. Gracias a su tecnología de
modularización para poder ensamblarse se construiría en muy tiempo y podría adaptarse a
muchos terrenos, en especial en sociedades con poca preparación para una epidemia,
como África, Asia, América del Sur.
Otras de las competencias que también llamó nuestra atención estos últimos días es la que
propone The Ark Design. Partiendo de la base que miles de empresas estarán en quiebra

luego de la pandemia, crecerá el desempleo, habrá menos oportunidades y el entorno
político y social será más inestable, desafían a presentar proyectos que ayuden a revivir la
economía de una región, ciudad o comunidad afectada por el brote de COVID-19. Puede
participar cualquier persona, de manera individual o grupal, y no es necesario tener estudios
profesionales. Solamente se requiere una idea que funcione como PLAN B para la
economía mundial. También habrá 3 ganadores y algunas menciones honoríficas. ¡Atención
que todavía hay tiempo para los que quieren participar! La última fecha de presentación es
en julio. Estén atentos que seguramente les vamos a mostrar los proyectos ganadores. Nos
parece muy interesante poder mostrar el trabajo de colegas como forma de inspiración y
admiración para seguir creciendo de manera colaborativa en la profesión.